Blog

el gran cambio

El Gran Cambio 2019

¿Te diste cuenta de que estos días hay mucha gente subiendo fotos con el hashtag #GCDC2019 pero no tenés idea de qué se trata?

¡Desde Lirope nos encargamos de traerte toda la data! La sigla GCDC es por The Great Cloth Diaper Change. En español sería algo así como “el gran desafío del cambio de pañal”, aunque nosotros lo conocemos como “El Gran Cambio”.

Es un evento que se hace todos los años desde el 2011 para celebrar el Día de la Tierra, que es el 22 de abril y se hace a nivel M U N D I A L. Muchas (muchísimas) ciudades del mundo se organizan para participar de este evento que busca promover el uso de pañales de tela. Cuenta con una feria de puestos y genera un espacio de charla. Finaliza el día con un gran cambio de pañales de tela a todos los peques integrantes del evento. En ese momento se contabiliza la cantidad de participantes y año tras año se busca romper el récord mundial, que se registró en el mismo evento en el año 2014.

Este año El Gran Cambio se celebra el 27 y 28 de abril y están inscriptos 274 lugares desde donde se puede participar.

En Argentina también celebramos!

Buenos Aires

https://www.facebook.com/events/403760657100493/

Domingo 28 de abril de 14:00 a 18:00

Centro Kultural Trivenchi

Caseros 1712, CABA

Colón

https://www.facebook.com/events/633309850458659

Domingo 28 de abril a las 10:00

Amma Colón

12 de Abril 721, 3280 Colón, Entre Rios

Mar del Plata

https://www.facebook.com/events/896904330701844/

Sábado 27 de abril de 16:00 a 18:30

Club de Emprendedores Mar del Plata

Torreón del Monje, 7600 Mar del Plata

Tandil

https://www.facebook.com/events/2138605449540487/

Domingo 28 de abril de 16:30 a 19:30

Anidando – Espacio de familia (a 5 cuadras del Casino), Tandil

Tucumán

https://www.facebook.com/events/412667115976716/

Domingo 28 de abril de 16:00 a 21:00

Plaza Haimes

Obispo Colombres y San Juan, 4146 Chicligasta, Tucumán.


¿Te animás a participar de este evento?

Si estás en otro país, podés consultar en este link todos los lugares disponibles: https://thegcdc.weebly.com/find-a-location.html

Por si te quedaste con las ganas de saber qué fotos hay que publicar cada día, te dejo el listado:

Propuestas de fotos para promocionar El Gran Cambio 2019

 

Fuente: https://www.facebook.com/greatclothdiaperchange/

Tutorial: Cómo cargar saldo en tu cuenta MercadoPago

Una de las consultas más frecuentes que recibimos es que quieren hacer una compra (especialmente para aprovechar Mercado Envíos) pero no tienen tarjeta de crédito ni débito.

¿Sabías que…

  • la cuenta de Mercado Pago es gratuita?
  • podés cargarle saldo a tu cuenta sin necesidad de tener tarjeta de crédito/débito?
  • podés usar su saldo para pagar tus compras en Lirope?

Crear una cuenta en MercadoPago

Para poder crear tu cuenta en Mercado Pago, ingresá a https://www.mercadopago.com.ar/registration-mp y completá los datos que te solicitan.

Carga de saldo en tu cuenta Mercadopago

Mercado Pago te proporciona las herramientas para que puedas cargar saldo en tu cuenta desde la página https://www.mercadopago.com.ar/account-fund (es necesario que estés conectada previamente a tu cuenta).

En esta página podés seleccionar cómo querés cargar tu dinero en cuenta (efectivo en este caso).

Finalmente te aparecerá una pantalla donde te darán tu código para ingresar dinero a tu cuenta, y te indicará la sucursal más cercana en relación a la que hayas cargado. Si quisieras ver otras sucursales, podés presionar el botón «Ver más sucursales»

La acreditación es instantánea y sin costo adicional

Pagar en Lirope con saldo en cuenta

Al momento de finalizar la compra en Lirope, tenés que seleccionar como método de pago «Mercado Pago».

Al presionar «Hacer el Pedido», nuestra web te reenvía a Mercado Pago. Si tu saldo en cuenta alcanza para pagar el pedido, te ofrecerán pagar desde ahí (siempre es posible modificar la forma de pago, presionando el botón «Elegir otro medio de pago»):

Tenés alguna otra duda con la que te podamos ayudar?

Derribando mitos: Fregar pañales de tela

Derribando mitos: Fregar pañales de tela

Te decidiste a comprar pañales de tela, son ecológicos, son lindos, no dañan la cola de tu bebé y encima ahorrás. Genial! pero… ¿cómo te imaginás lavándolos?

Cada vez que que le cuento a alguien que en casa usamos pañales de tela, lo primero que dicen es “te la pasas lavando pañales?!?!?!” -inserte aquí una mezcla entre cara de asco y horror-. Creo que en su imaginación la gente de pronto me imagina todo el día fregando con la tabla de madera, cepillo y jabón en pan. Incluso amigas muy cercanas y que conocen nuestro mini departamento, y su falta de lavadero, me lo comentan.

Los vuelvo a la realidad diciéndoles “yo no, el lavarropas se encarga”. Y aunque es real que también conozco chicas que lavan a mano, y que hasta lo consideran terapéutico, usar pañales de tela no tiene nada que ver con lavar a mano.

Hoy estamos en una nueva era: gracias a las nuevas telas, jabones y lavarropas, la rutina de nuestras madres/abuelas se modernizó. Además Internet nos sirve como medio para aprender y/o buscar cómo cuidar los pañales y el medio ambiente a la vez.

Entonces, cómo lavamos los pañales de tela?? Se resume en 5 pasos súper simples:

    1. Sacamos el pañal sucio
    2. Si el pañal tiene solo pis o caca del lactante, no hace falta hacer nada de nada. En cambio si el bebé ya come, es necesario sacar el grueso primero y desecharlo en el inodoro (podemos ayudarnos con una tarjeta de crédito vieja, o si tenemos más suerte, directamente con un duchador manual). En casa lo cepillamos para sacar cualquier resto de caca del pañal, pero no nos preocupamos por sacar manchas ni limpiar a fondo el pañal.
    3. Lo ponemos en un balde (*) destinado a los pañales sucios
    4. Cuando juntamos la cantidad suficiente, los lavamos en el lavarropas. Primero un lavado corto, y luego uno largo.
    5. Tendemos los pañales

(*) el “balde” puede ser un tacho, puede ser una bolsa grande de pul, etc. Te recomiendo que lo dejes en lo posible abierto en un lugar aireado, y sino cerrado en el lugar donde cambies pañales o en el baño.

Les comparto unos consejos que nos fueron muy útiles

Antes de empezar, es importante que sepan que los pañales (Covers, TED, TEU y Bolsillo) se componen de pul, botones (snaps) y elásticos, y cada una de estos componentes requieren cuidados especiales para extender su vida útil. Los cobertores de Lana se lavan distinto (para que no se achiquen, y para que se mantengan impermeables).

Consejo #1: no tener miedo de preguntar a las productoras cómo cuidarlos!

Lo ideal es consultar a cada productora las indicaciones para extender al máximo la vida útil de tus pañales. Ellas tienen la experiencia y el conocimiento de los materiales que usan, por lo tanto son en quienes más nos debemos apoyar para encontrar la mejor rutina.

Consejo #2: investigar, investigar, investigar!!

En los grupos de facebook y en muchísimas páginas de internet van a encontrar muchos consejos válidos y no tanto. Aprender a seleccionar la información adecuada nos va a ayudar a evitar que dañemos los pañales sin querer.

Por ejemplo, he leído que se aconseja lavar a temperatura muy alta y la mayor cantidad de revoluciones que permita nuestro lavarropas. Este es un buen consejo, pero no aplica a las telas que se usan en la mayoría de los pañales de origen nacional. Desde Lirope nos tomamos muy enserio lo de investigar, y nos pusimos en contacto con la fábrica que hace el pul en Argentina (que muchas de nuestras productoras usan), y sus indicaciones de cuidado fueron:

    • Lavado en frío (máximo 30 grados)
    • Secado a la sombra
    • No planchar
    • No lavar en seco
    • Máximo de revoluciones por minuto (RPM) 800

Consejo #3: Tips para cuidar los pañales en el lavado

Hay algunos consejos súper simples que son clave para poder mantener los pañales en buen estado:

    • Siempre sacar los absorbentes del pañal, si entre ellos se abrochan con snaps, separarlos
    • Lavar los pañales abiertos: si tienen snaps desabrocharlos y si tienen velcro, pegarlo al protector que trae el pañal
    • No dejar los pañales en remojo mientras esperan el día de lavado, esto puede llenar de minerales las telas y puede traer problemas de olores
    • Completar el lavarropas en su carga máxima: el lavarropas lava por contacto, si queda por la mitad, los pañales pueden quedar sucios. Si no tenemos la cantidad de pañales para poder llenar el lavarropas, se les puede hacer el lavado corto y luego en el largo completar con ropa (idealmente la del bebé, o sino remeras de hermanos o adultos)
    • No usar jabón en pan directo sobre el pañal (de necesitarlo, solo usar marca Seiseme, y enjabonar desde la mano o cepillo). Este tipo de jabón, por tener exceso de grasa, puede impermeabilizar los absorbentes.

Si lo que preocupa son las manchas de caca en el pañal, se pueden usar liners para evitarlo. Los liners son una tira de tela, que se utiliza para retener los sólidos y así facilitar la limpieza. No cumple funciones de absorción, pero dependiendo de cuál usemos puede servirnos como siempre seco (*). Hay liners de tela (se suele usar algodón o micropolar) y también descartables. Los segundos pueden ser, por ejemplo, de bambú (que vienen en rollo y se tiran al inodoro). También se pueden aprovechar las toallitas de limpieza que se venden en farmacias (luego de lavarlas en el lavarropas), que además se pueden reutilizar un par de veces si el bebé solo hizo pis.

(*) siempre seco es una tela sintética que permite que pasen los fluidos, evitando que vuelvan, y manteniendo seca la cola del bebé

Consejo #4: el secado también es importante

La forma en que secamos los pañales de tela también es importante. Si bien puede sonar muy tentador meterlos en el secarropas, es probable que si siempre utilizamos este método el pul o los elásticos se dañen antes de tiempo.

A la hora de secarlos, se aconseja siempre colgarlos en forma horizontal para cuidar los elásticos.

(en la primer imágen NO deben colgarse y en la segunda como SI deben colgarse)

    • si los absorbentes tienen manchas, secan al sol, y listo
    • el pul debe estar siempre a la sombra (o evitando el sol directo lo más posible)
    • no dejar tendido el pañal una vez que ya está seco

Consejo # 5: Probar distintas rutinas

Así como es necesario que al principio leamos e investiguemos sobre sistemas para ver cuál se adecúa a nosotros, también va a ser necesario que probemos distintas rutinas hasta encontrar la que mejor se adapta a la familia.

La rutina dependerá:

    • de la cantidad de pañales que tengamos,
    • del sistema que elijamos,
    • del tipo de agua (dura o blanda),
    • del lavarropas (o si lavamos a mano
    • del clima donde estemos lavando
    • las características de nuestro bebé (edad, cantidad de pis, etc)

Lo que se aconseja siempre es hacer un lavado corto para retirar la mayor parte del pis y la caca, luego un lavado largo, que es el que lavará las telas en profundidad

La cantidad de jabón va a depender del tipo de agua, cantidad de pañales y cómo laves. Se aconseja en el lavado corto usar la mitad de la medida indicada por el fabricante para ropa muy sucia, y la medida completa para el lavado largo. Particularmente recomiendo empezar con poco jabón e ir subiendo las cantidades en caso de ver que quedan sucios. El exceso de jabón puede traer problemas de olor, que se solucionan simplemente… bajando la cantidad de jabón en los lavados!

Consejo # 6: Perdamos el miedo de lavar a mano

Cuando mi hija tenía alrededor de 8 meses, nos fuimos de vacaciones. Originalmente la idea era utilizar pañales descartables, ya que a donde íbamos no teníamos lavarropas, el agua era dura y no me animaba a lavar a mano (lo reconozco). Igualmente los llevamos, y qué bueno que lo hicimos: la dermatitis de pañal no tardó en aparecer, así que no nos quedó otra que juntar coraje, perder el miedo y lanzarnos a probar rutina en vacaciones.

Gran sorpresa nos llevamos al darnos cuenta de que fue más simple de lo que esperábamos:

    1. Sacábamos el pañal sucio
    2. Cuando había caca la tirábamos al inodoro. Enseguida con ayuda de un cepillito y agua (sin jabón) sacábamos cualquier resto del pañal
    3. Lo poníamos en un balde destinado a los pañales sucios
    4. Todas las noches, poníamos los pañales del día media hora (o el tiempo que nos tomaba cenar) en remojo en el balde con agua y jabón en polvo
    5. Después de comer, enjuagábamos, y volvíamos a ponerlos en agua con jabón. Revolvíamos el agua de a ratitos, mientras lavábamos los platos, dormía a nuestra hija, y ordenábamos el departamento.
    6. Enjuagábamos bien
    7. Tendíamos los pañales

De fregar en la tabla de madera, nada.

No es que esté recomendando esta rutina para el lavado a mano, pero para una semana al año nos funcionó muy bien…. a la vuelta hicimos un lavado más profundo por las dudas.

Consejo # 7: si necesitás salir

Tenés 2 opciones, o te llevás varias bolsitas de residuos y los vas guardando ahí hasta llegar a casa, o te conseguís una bolsa de pul mediana donde entran aproximadamente 4 a 6 pañales. Las bolsas de pul son mágicas, doy fe. Podés guardar el pañal más apestoso, sin haber tirado la caca, que tu mochila esta im-pe-ca-ble de olores (y se lava en el lavarropas junto con los pañales). De hecho con el jardín nos manejamos así, y no hubo ni una queja.

Consejo # 8: No hace falta ser extremistas de la tela

Usar pañales de tela durante el año no significa tener que llevarlos de vacaciones o a algún lugar en particular. Si como familia no se sienten cómodos utilizando tela en alguna situación, no lo hagan. Recuerden que para que nuestros hijos estén bien, primero debemos estar bien nosotros.

Qué otros consejos agregarían??

Ana