Los Cobertores se usan en los sistemas de dos pasos para impedir que la humedad pase a la ropa (reemplaza a la bombacha de goma que se utilizaba antes).

Pueden ser de distintos materiales. Los más naturales son los de lana (tejidos o afieltrados). También pueden ser de Pul, Minky o Polar, que son telas sintéticas y respirables.